Tepoznieves

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • in

banner-gral

Mitos y Leyendas

leyendas

Descubre los secretos que envuelven los sabores de nuestras nieves y lo que hay alrededor de nuestra marca que tanto queremos en un libro mágico.

 

 

 

Mi secreto con el Viento

Oración
de Amor

Corría el año de 1830, el alboroto en el pueblo era un festejo. Al fin la noticia allanaba los oídos de todos, “el monstruo de hierro” besaría la tierra sagrada, esa que Écatl guardó como tesoro para su hijo querido…

Continua…

Oración
al Viento

Cuentan nuestros antepasados una bella leyenda de un padre Dios y su hijo sabio de Tepoztlán.

Dicen que cuando el Tepozteco siente que la partida de su tierra natal está cerca, habla en la montaña sagrada, allá donde el viento susurra la palabras más bellas, ésas que sólo el alma percibe…

Continua…

Mitos y leyendas de México

 

A todos nuestros queridísimo lectores que nos hacen el favor de abrir y empezar a leer este libro quiero enviarles mi agradecimiento, mi más sincero cariño, ya que aquí están las reglas de oro que alimentaron mi espíritu y derrocharon la gracia de pensar en ese idioma sagrado.

Donde las líneas formaron a toda una familia con ideales de absoluta grandeza para este momento tan solemne que hizo que naciera la voz que rige el todo en mi esencia humana, he aquí la raíz de este gran sueño que alimento mi vida y aliándome al  supremo agrando el símbolo de amor hacia una marca que nació hace mucho tiempo y ahora somos los portadores en llevar este gran mensaje a todos los rincones de este lugar.

 

Aquí no esta una lista de sabores, ni recetas.

¡Aquí están los secretos de ese todo!

Cuando me senté a escribir esta introducción me di cuenta que tenia que hablarles con toda la fuerza que he guardado en todos estos años, donde mis ojos han recorrido infinidad de imágenes grabadas en mi memoria y a esta razón me propuse contarles...

Hace mucho tiempo cuando mis pasos apenas hacían huella en este largo camino escuche de los labios de mi consejero secreto que existía una casita hermosamente revestida por Dios, esta era la herencia que llenaba nuestras vidas en ella solo habían dos llaves, una recibida de él y la otra que se guardaba en el lugar secreto ... donde existes tú.

Esta casita tenia infinidad de caminos, muchos podían llegar hasta ese tu lugar, más solo asomarían si la ventana de esta quedara abierta, mas  nunca alguien podía traspasar el umbral de este lugar sagrado donde únicamente existes tu.

Allí ni tus padres ni hermanos, ni esposo e hijos jamás verán, solo llega tu alma y nacen los más hermosos sueños.

¡Entonces estaba dicho, mi llave estaría en el secreto rincón de mis recuerdos!

Y la condición era que al escuchar la voz del viento acercándose, el me dejaría el sello que une la condición de escucharlo allí ... si allí el sonido hacia que escuchara las melodías mas sublimes donde el viento canta y nos habla en el leguaje de los Dioses...

¡Si era verdad estaba en mi casita muy pequeña!

La voz dicto:

“Al pasar el tiempo todos los días llevarás un regalo, empezará el idilio eterno a ésta, se agrandará día a día”

Así empezó la lluvia de dones que llevaría a mi casita, me lleve el sol de la mañana, la luna del atardecer, el cielo de la montaña y día a día en mis noches hermosas fui tomando hasta ver en ella un infinito de luces en ese cielo, donde mi casita se hacia ¡grande!, ¡grande!.

“Parecía un palacio de estrellas, un sol de un día distinto al que miraba en mis días de sol“

Esta era la condición que escuche en el primer día que recibí este regalo.

Todo lleva allí, me decía la voz, aquí todo se sella en el tiempo, la luna se reflejara como un silencio erguido en las montañas de tu horizonte nuevo y el nuevo amanecer llenara el decir de las palabras nuevas que unen ese día con el día que nació en tu noche mágica.

Así la casita se llenara de esplendor, allí solo tu sembraras el regalo que llenara tu espacio al que darás a el ser que creo tu vida y entregaras  tu ofrenda en el más solemne silencio que llenará de gloria la esencia tuya.

Así la voz enseño a diseñar la voz interna que llenaría a mi casa la que llevaría el nombre de ... Tepoznieves.

¡ La casita tenia el nombre que el viento dío !

Allí empezó todo... la empecé a querer como el pequeño hermano que seguía en mi orden mental y allí entonces empecé  a mostrar la enseñanza  que dictó a mi juicio esa voz.

Allí deleité mi espíritu revistiéndola en nombres solemnes, tallados en un tiempo distinto al que miraba en mis tardes mojadas de recuerdos.

Allí nació mi  historia empezó en las paredes salpicadas de recuerdos por donde caminaban mis ancestros y...

Allí fue que recorrieron todos ellos el decir de la voz que taladraba mis sentidos, si a mi pasado dedique el color impreso en las manchas de ese atardecer donde el sol acariciaba ese todo y las nubes retoñales empapaban a su antojo sus románticos meneos en las nubes semejantes a las torcidas formas que dibujaban en el paisaje.

Así se sello el color de ese rojizo atardecer de nebulosas en su caprichos, mas el alimento de ellas se dejaba en sus frutas ensanchadas de la magia de la tierra, hermosamente colocadas en los nichos de ese sol.

Así quedaba el llenar de paredes esculpidas en mis ojos por primera vez.

La casa estaba coloridamente remarcada en los tonos que mire, cuando vi llenarlos de colgantes luces enmarcadas en su todo, por manos esculpiendo las grecas de la vida, en su marcos reflejaba la dulzura de ese viento que remolineando descifraba la transformación que llanamente en mi ser dibujaban esas grecas, los cuadros vi allí, se dejaban retorcer como si la danza de colores rematizara el entorno.

Y allí la voz calmaba sus movimientos curvos en las líneas que llevaban el simbolismo de ese todo, se dibujaban las palabras, se miraban alejadas muy al fondo el mirar se tornaba extraño en el principio de esa tarde.

Mas al mirarlo todo estaba en el majestuoso palacio de la idea máxima de ese viento sacro donde nació la marca, ¿era un Don? no lo sé.

Solo repetía el viento: esto nacerá para todos los que lleven este nombre y será mi entorno lo que mires en él, cuando otros ojos lleguen, será la magia mía que rondaran en sus siluetas y creerán en mi cuando rocen el sabor que lleva esto, para los que llenen este espacio.

¡ Así nació el en mi y yo en él !

También desde entonces la casita se realizó en mi tierra, donde ellos me dejaron su mirar y desde entonces  cada rincón que piso es como un viaje al rincón de mi país, donde ellos llegan a conocer a los que habitan allí.

Y debo decirles que en cada casita replicada flota un ambiente de paz y de armonía donde las leyes secretas anuncian su llegada, más esta crecerá más y más hasta los días infinitos donde otros ojos dibujen algo más para este bellísimo lugar.

Me olvidaba decir que lo que entra allí queda guardado como un trofeo sagrado esculpiendo las paredes tallando ese nuevo amanecer.

Allí las palabras más bellas se dejan fluir, no existe mancha que deje un recuerdo ajeno ya que no se limpia jamás.

La casa es brillante por su propia naturaleza, los puntos ajenos son sombras de un atardecer distante que nos son propios del lugar, por lo cual allí se habla con respeto a las voces que llenan ese espacio tallados por una extraña raza que habita ese lugar.

Más la casita que nació hace mucho estaba insertada en otro atardecer, el de ellos, los que habitan ese espacio, vienen en dos tiempos el de ellos y el mío y aquí se homogenizan para mostrar la dualidad del tiempo, cuando existe una alianza se asemeja a una creación y entonces ¡nace!.

Otra de las reglas de aquí, en mi casita es que puedo trasmutarla a todo aquel que acepte llevarla en el día noche de su existir, la herencia no es sólo de mi, es mi herencia para esta humanidad, donde me dío la cuna y me vio crecer.

Tepoznieves, es la esencia del viento, en la casita que nombro para este símbolo que existe ahora en mis días de sol, en mi cuna donde yo nací.

Solo me queda invitarlos a deleitarse de las voces que rigen este símbolo, y allí estoy segura encontraras las palabras secretas que inmersas están en el lenguaje de mis leyendas, las del viento para ustedes, les regalo mi herencia en estos rasgos que llenan el silencio de mi.

¡Muchas gracias!

 Los invito a descubrir el secreto de Ecatl ...

 
 

Mitos y Leyendas

leyendas

Descubre los secretos que envuelven los sabores de nuestras nieves y lo que hay alrededor de nuestra marca que tanto queremos en un libro mágico.

 

Leer más...

Embajadores Tepoznieves

Disfruta de nuestros personajes...tepoz banners nov14

 

Todos los derechos reservados Tepoznieves 2012